Ayer fue un día de bodas, eso no es noticia... Pero como siempre, cada novia tiene su historia y su ilusión. ¡Qué bonito es participar de todo ello!
Hoy me quedo con la reflexión de lo que me transmite esta foto de una de las novias de ayer: Elisa.
Preciosa y sencilla, de esas personas que todo lo ponen fácil,  Con sus nervios previos y el tiempo medido al milímetro, acabamos justo a tiempo de que todo saliese perfecto.

Y de repente, esta instantánea... Y ya no se puede decir nada más: su piel y su mirada lo dicen todo: ilusiòn, naturalidad y frescura... 

¡Enhorabuena preciosa!
Que todos los días de esta nueva etapa sean tan mágicos como éste...

TERESA