¿Quieres preparar tu piel para un evento? ¿Quizá te casas en unos meses?
A menudo pensamos en el estado de nuestra piel justo cuando se acerca una fecha en la que queremos estar perfectas, pero lo cierto es que en esto, como en tantas otras cosas, cuenta más el trabajo diario que cualquier otro gesto aislado.  

Por supuesto, todo aporta, y una limpieza y/o tratamiento facial ayudará a que las condiciones de la piel sean aún mejores, pero... ¿de qué sirve un "atracón cosmético" aislado si el resto del año no alimentamos nuestra piel como merece?

Tener una rutina diaria es muchísimo más sencillo y rápido de lo que la gente piensa generalmente. Establecer el hábito es cuestión de compromiso durante un breve espacio de tiempo, porque luego... ¡no podrás vivir sin tu rutina!!

Alrededor de una rutina diaria correcta también nos acompañan opciones semanales o mensuales, como exfoliaciones (mecánicas o químicas), mascarillas, etc.  Todo ello se puede hacer desde la comodidad del hogar, sin suponer mucha inversión de tiempo y dinero y, desde luego, la piel lo agradece.   
Un poquito más espaciados tenemos los llamados tratamientos "en cabina", que siempre son una delicia y merece la pena disfrutar cuando se puede, así que ya sabéis: ¡daros un regalito de vez en cuando!!

Pero, ¡volvamos a casa!.  Si por la razón que sea (tiempo, inversión económica, horarios...) no puedes ir a que te cuiden tan a menudo como te gustaría, aquí te dejo una auténtica delicia de opción: el multimasking, o lo que es lo mismo, cuidar cada zona de tu rostro con la mascarilla más adecuada.  ¿Por qué es tan genial?? ¡¡Porque lo puedes hacer en tu casa!!
Esta ya antigua manera de tratar la piel está de nuevo de tendencia y ha venido para quedarse, así que ¡a qué esperas!  
Y si un día tu piel sólo necesita un cuidado, mascarilla completa en todo el rostro y listo!!

Si quieres conocer un poquito más de esta maravillosa y sencilla rutina, puedes leer un poquito más AQUÍ.

Ayer mi piel necesitaba un gesto que ayudara a que estuviera más limpia, y elegí una mascarilla única como opción para todo el rostro: una mascarilla de carbón, ¡todo un imán para la limpieza en profundidad!

Y tú, ¿te animas a mimar tu piel para que esté siempre lista??  ¿necesitas saber qué es lo ideal para su cuidado?

¡Comenta, comparte y veamos opiniones!  

¡MUAK!